martes, octubre 10, 2006

La importancia de la "licencia" de uso de programas

Pocos de ustedes saben que en mis ratos de ocio, hago trabajos periciales para la Procuraduria de Justicia y para Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en el área informatica y sistemas.

Este es un trabajo muy interesante, a veces me siento en CSI pero del area de informática, he intervenido en casos de robo de identidad (Phising), de fraude cibernético, de robo de cuentas bancarias por banca electrónica, y hasta un secuestro organizado por messenger !!!!!.

Mi ultimo caso ha sido un caso de derechos de autor, que se ha dividido en 2 partes, yo no he colaborado en la primer parte, pero me han llamado para segundo para hacer de perito en una investigación donde una empresa demandaba a un particular de "robo" de software y violación de derechos de autor, en este caso he aprendido cosas muy interesantes que a continuación hago de su conocimiento para que se protejan y cuiden su inversion mas valiosa: su trabajo como programadores.

En la primer parte de la demanda, la empresa en cuestion (voy a omitir nombres por obvias razones), pretende demandar a un USUARIO de su producto por presunta "violación" de la licencia de uso de su programa, imaginemonos lo siguiente: que tu compras un sistema de Contabilidad, no te gusta y entonces decides hacerte tu, tu propio sistema de Contabilidad, que está mejor que el originalmente compraste, y que comienzas a vender o a regalar (es tu programa, tu haces con el lo que quieras) y luego viene la empresa a la cual le compraste el programa original y pretende demandarte por presuntas "violaciones" a la licencia del producto.

En la primer parte de la demanda la empresa fabricante demanda al usuario de violación de la licencia de uso, pero aquí la empresa fabricante cometió un error GRAVISIMO que le hizo perder la primera parte de la demanda..... la empresa en cuestión "olvidó" (vaya olvidos que tienen algunos) incluir en su producto la "licencia" de uso del mismo, despues de revisar la caja del producto, los procesos de instalacion, y hasta el producto despues de instalado, en ninguna parte aparecía la famosa "licencia", luego el juez, por obvias razones, dio la razón al acusado, porque claramente tu no puedes estar obligado a cumplir algo que desconoces, y aunque la ignorancia de la ley no te exime de su cumplimiento, una licencia no es una ley, es un contrato entre particulares, cuyos términos eran IGNORADOS POR UNA DE LAS PARTES POR NEGLICENCIA DE LA OTRA, es decir, por un acto negligente de la empresa fabricante, el usuario ignoraba cuales eran sus derechos y obligaciones al hacer uso del producto.

Bien la cosa no paró ahí, el acusalo le dio la vuelta a la tortilla, y ahora acusa a la empresa de actuar con dolo y mala fe, y ademas la acusa de daños y perjuicios por el uso de su programa, ya que no satisfizo sus necesidades y ademas perdio dinero usandolo. Esta demanda es altamente probable que prospere, porque al no haber licencia ni garantia ni nada de nada, el usuario no esta advertido de cosas tan básicas que traen las licencias y las garantías como que "el uso de este programa es de su entera responsabilidad, y la empresa fabricante no se hace responsable de los resultados que usted obtenga y que no coincidan con lo que en realidad desea, y que la empresa no se hace responsable de perdidas de datos, ni de beneficios economicos que el uso del programa conlleve." Solo por omitir estos insignificantes detalles, te puedes meter en un problema.

La solución es simple, aunque distribuyas tu producto por internet, SIEMPRE haz aparecer la licencia de alguna forma dentro de tu programa, ya sea al momento de instalarlo, impresa en la caja, en un papel, o bien en forma de archivo de texto, pdf o dentro de Acerca de... pero que siempre conste la existencia de la famosa "licencia".

En la segunda parte del caso, fue donde yo intervine, la empresa fabricante acusa nuevamente al usuario, pero ahora por plagio intelectual, argumentando que el sistema desarrollado por el usuario, es identico en funcionalidad y uso a su sistema, cosa que podría ser cierta, pero no del todo, porque cuando se analiza un problema de este caso hay que tomar en cuenta 2 cosas, la forma y el fondo.

En este caso, la forma es la apariencia externa del programa y que vamos a ser sinceros, si, se parecen mucho ambos productos, aunque la disposicion de los controles no es igual, y la operacion de algunas pantallas difiere, sin embargo, una empresa o persona no puede registrar como propio conceptos como "contabilidad", "apuntes", "polizas", etc, por lo tando el hecho de que ambas pantallas se parezcan le podria dar la razon a la demandante, pero establece una "duda razonable" que puede variar la decisión final, hasta que se analice "el fondo".

El fondo aquí es lo que tiene detras el producto final, es decir, las herramientas que se utilizaron para elaborar el producto y bueno, aqui es donde la demandante tiene todo que perder, ya que el producto original esta programado en Delphi, y el producto demandado esta programado en FiveWin, por lo tanto, y dado que las leyes piden que un 60% del código sea distinto, se cumple dicha premisa y el demandante no tiene nada mas que hacer.

El resultado final del juicio se dara a conocer en unos dias mas, pero todo parece indicar, que el demandado se va a convertir en demandante, ya que la empresa fabricante del producto original, también "olvidó" otro pequeño detalle........ registrar el producto en la direccion de derehos de autor.... cosa que en México no cuesta mas de 30.00 USD y proceso que se realiza en una mañana.

En fin, como mencioné anteriormente.... vaya olvidos que tienen algunos.

6 comentarios:

Walter Negro dijo...

Muy buena demostracion de la importancia de hacer las cosas bien.

Rene Flores dijo...

Walter:

Charlando con los abogados de la parte demandada este caso tiene muchas mas implicaciones que las simples demandas, me explicaban que ademas, la persona que compró el programa original además es DUEÑO legitimo del programa, porque no hay una licencia que dice que compras los derechos de USO, mas no así los derechos de PROPIEDAD, y como la factura dice un sistema de X cosa version tal, pues nada, el acusado además es el dueño.

Por otro lado todos aquellos que hubiesen comprado el programa, tambien eran dueños del mismo, con lo cual a la empresa también se le podía acusar de fraude.... vamos, que la cosa tiene muchas cosas detrás.

Anónimo dijo...

Hola Rene, seria posible que nos dieras un ejemplo de esa licencia.

Alberto Vidal
Nicaragua

Anónimo dijo...

Vamos, ahora resulta que como yo un programa, como por ejemplo Contaplus, y yo, con mis conocimientos creo un programa similar, de contabilidad,
¿ de que se supone que me estan acusando o en que se supone que estoy infringiendo ... ?

Vamos, cuando yo compro un programa, dicha licencia NO ME PUEDE OBLIGAR a que yo no pueda PROGRAMARME mi propio programa.

FALTARIA MAS!!! Joder, el mundo como esta lleno de sinvergüenzas... Otra cosa seria que cogiera el codigo fuente de mi empresa he intentará venderlo como otro software

Walter Negro dijo...

Alberto:
Cualquier licencia de cualquier programa comercial te puede servir de ejemplo, pero es recomendable consultar con un abogado con conocimientos de propiedad intelectual y más específicamente con el tema de software.

Walter Negro dijo...

Anonimo2:
(Me suena tu forma de escribir pero no quiero arriesgar un nombre)

Lee bien todo lo que escribió Rene, en ninguna parte dice que la licencia te obliga a no crearte tu propio programa.
Sin embargo, como toda obra con derechos de autor, tiene que tener un mínimo resguardo que proteja al creador de copias de su obra.
Claro que esos derechos de autor solo se pueden ejercer si se realiza el correspondiente trámite de registración.
Y aunque hubiese tenido el registro de autor, al no existir una licencia de uso, la factura de compra del programa bien podría indicar la venta de los derechos de propiedad sobre el programa.